Causas por las que disminuye la potencia del motor de un vehiculo

Spread the love

Un coche es algo bastante predecible, por lo que, con un poco de ingenio, lógica y, por supuesto, cierto conocimiento de mecánica, se pueden arreglar varios de los contratiempos que surgen en cualquier momento.

Sea por el paso del tiempo o por alguna falla que surja, es posible que el motor pueda atravesar por una pérdida de potencia, por la que el coche no será el mismo. Este problema puede originarse por varias causas, sin embargo, si tiene ciertas nociones sobre su funcionamiento, puede dar con el origen del inconveniente.

Posibles causas

Hay algunas partes del motor que pueden ser causales de que se pierda la potencia, el problema más recurrente suele ser con el suministro de aire. En general, son varios los motivos, no obstante, algunos de ellos son los más frecuentes. A continuación los que sin muchos conocimientos de mecánica se pueden solventar:

Filtro de aire: por él pasa todo el aire que entra al motor, así se evita que penetren las impurezas. Estas pueden estar taponeándolo al acumularse, por el tiempo o por circular frecuentemente por zonas en la que hay mucho polvo.

Bujías: si tienen un mal funcionamiento no podrán producir la chispa correctamente, por lo que la explosión no será la adecuada. Esta falla puede ser por suciedad en la cabeza de las mismas o que los cables estén mal conectados.

Bomba de combustible: una falla en ella es una de las razones principales por las que no llega el combustible correctamente. Otra forma es que se obstruyan los filtros y no circule el combustible, haciendo que el coche se detenga. Es preferible que este filtro se cambie a los 25.000 Km aproximadamente.

Lubricantes: la mala lubricación o que los cilindros sufran una descompresión, ocasionan las pérdidas de potencia. Cuando se trata de la mala lubricación le será más difícil trabajar y se desgasta prematuramente, porque el motor tiene mucho más rozamiento. En el caso de los cilindros, que sufran de descompresión, lo más probable es que se deba a la rotura de una junta o una avería en la válvula de escape.

No todas las averías son para asustarse, pero igualmente a todas se les debe prestar atención. Para solucionarlas una buena forma es buscar piezas desguace, en ellos probablemente puede encontrar el recambio que amerite, porque tienen inventarios inmensos. Acceda a www.desguaces.eu, una guía donde encontrará los datos de contactos de empresas del sector.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*