Nuevas y prácticas maneras de iluminar su garaje o taller

Spread the love

Un garaje o un taller puede ser francamente peligroso si usted está atascado en la oscuridad o tiene poca luz. No sólo eso, sino que probablemente no será muy práctico ni productivo sin una iluminación decente. Un garaje bien iluminado es más seguro y puede hacer su trabajo más rápido y preciso. Afortunadamente, hay algunos tipos de luces disponibles en estos días que hacen de su garaje un ambiente más acogedor para cualquier proyecto o arreglo que usted necesite trabajar.

Luces de trabajo LED

Una luz de trabajo halógena es la forma tradicional de iluminar un garaje, ya que se obtiene una tonelada de luz en un factor de forma bastante portátil. Sin embargo, las luces halógenas pueden ser difíciles de mover, no necesariamente por su peso, sino por el hecho de que siempre están calientes al tacto. De hecho, se calientan cada vez más cuanto más tiempo se usan. Muchas personas incluso terminan quemándose la mano al tratar de manejar estas luces debido a su calor. Esto también puede ser un peligro de incendio si deja la luz desatendida o cerca de algo inflamable. Menos mal que se inventaron las luces de trabajo LED. Las luces de trabajo LED son más pequeñas y portátiles que las luces de trabajo halógenas tradicionales, pero tienen muchas otras ventajas. Primero, no te quemarán los dedos cuando los toques. De hecho, los LED generan muy poco calor. Además, los LED son bombillas mucho más pequeñas que las lámparas halógenas, por lo que pueden ser más brillantes con menos peso y, por lo tanto, mucho más portátiles. Los LED también son inmensamente duraderos para cualquier proyecto.

Luces LED operadas por batería

Otra opción práctica que es ideal para cualquier espacio oscuro alrededor de un garaje es una luz LED que funciona con baterías. Estas luces funcionan con baterías, generalmente AA o triple A y pueden ser colgadas, pegadas o conectadas a cualquier espacio alrededor del garaje que no sea factible para una luz eléctrica. Algunos ejemplos incluyen dentro de los gabinetes, dentro de los cajones, encima o debajo de un escritorio de trabajo, entre áreas de almacenamiento o pasillos. También hay luces que funcionan con pilas que tienen una función de detección de movimiento, lo que hace que se enciendan tan pronto como usted o alguien más se acerque a la luz, y se apagan automáticamente cuando no se detecta ningún movimiento durante un período de tiempo. Estos tipos de luces son ideales para un sendero oscuro o un pasillo donde puede no haber una toma de corriente. Estos también pueden ser útiles dentro de los recipientes de almacenamiento, armarios o cajones, ya que no es necesario que se moleste en encender y apagar una luz mientras trabaja.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*